25 de junio de 2010

Historia del Manga por Hikaru-Sama

Historia del Manga

El comienzo de la aventura
Con la llegada de extranjeros a Japón, comenzaron a publicarse revistas de humor dirigidas a éstos. Pronto este estilo hizo mella en los japoneses, los cuales comenzaron a utilizar el formato convirtiendose en caricaturistas y críticos de su propia sociedad.
Así que estamos a comienzos del s. XX, y la influencia del comic estadounidense es claramente evidente (¿por qué será que no me extraña? ¿y a ustedes?). Los japoneses empezaron a crear cómic japonés serializado a ritmo acelerado. El primer cómic japonés serializado fue “Tagosaku to Mokube no Tokyo Kembutsu”, de Kitazawa (publicado en 1901)… este artista acuñó el término “manga” para su obra, término inventado por Katsuhika Hokusai (man = involuntario; ga = imagen).
Este tipo de cómic alcanza la popularidad cuando salta de los diarios a las revistas infantiles y juveniles. A partir de aquí el manga ya no sólo es un medio de crítica social… sino que comienza a adentrarse en el mundo de la fantasía.

Tezuka, divinidad manga
El primer gran artista manga, considerado padre del mismo, llegando incluso a denominarlo Dios del manga (manga no kamisama), fue Osamu Tezuka (1928-1989). Tezuka fue el creador de los story manga (mangas de larga duración) y del formato “tankoubon” (colección de capítulos de unas 200 páginas en formato bolsillo)… también le debemos esos grandes y expresivos ojos característicos del manga con cierta influencia de los dibujos Disney. Marcado por la 2ª guerra mundial (claramente comprensible), procuraba dar un mensaje optimista y humanitario con sus obras.
El manga tuvo una importancia relevante durante la 2ª guerra mundial, siendo utilizado como medio de difusión patriótica. Fue convertido en herramienta del gobierno y, al finalizar la guerra, censurado por los aliados.
Tras la guerra, cobraron mayor importancia las obras dirigidas al público infantil y juvenil, evitando así problemas de censura.
Es en 1947 cuando Tezuka (joven estudiante de medicina) publica “Shintakarajima“, obra de 200 páginas y de narración dinámica. Esta obra entusiasma a los jóvenes lectores y se convierte en éxito de ventas. Había nacido una novedosa forma de narración en dibujos.
El siguiente paso: la llegada del manga a la pantalla. El animé que conocemos, con influencia norteamericana, empieza su andadura en 1952 con la obra “Hakujaden“.
En 1963, Osamu Tezuka lleva a la pequeña pantalla la primera serie animada para televisión, “Tetsuwan Atom“, de emisión semanal y alcance de todo el mundo… estaba en marcha el boom manga.

Y llegamos a los 70, década en la que el manga se consolida como una de las industrias más prósperas de Japón, década que también supone el triunfo del animé.
Tras el éxito a finales de los 60 de las series animadas creadas por Tezuka, en Japón se comienza a investigar más a fondo el campo de la animación. Muchos clásicos de la literatura se convertirán en series animadas, al tiempo que surge una nueva moda en el manga: los grandes robots. Todo esto se exporta a Occidente con gran éxito.

Variación en la temática
El manga pronto deja de ser un producto dirigido al público infantil y se convierte en una lectura alternativa para todas las edades. Los argumentos van cambiando pero manteniendo como base a protagonistas con espíritu de superación y trabajo en equipo (propio de la sociedad japonesa). Las historias típicas de samurais van dejando paso a héroes deportivos o grupos de superhéroes. Cala hondo el género gakuen (historias basadas en la vida estudiantil), así como la ciencia ficción y las historias detectivescas (que alcanzarán la cumbre de su éxito en la década de los 80).

Y nace el shojo que conocemos hoy en día…
Las mujeres deciden tomar la iniciativa y comienzan a crear historias destinadas al público femenino (¿al fin y al cabo, quien mejor que ellas podía conocer los intereses de dicho público?). Artistas como Riyoko Ikeda, Moto Hagio, Yumiko Oshima o Keiko Takemiya, toman por asalto el mundo del manga contribuyendo a su auge con obras como “Candy, Candy” (¿quién no recuerda a la preciosa niña rubia de cabellos encaracolados?), “Versalles no Bara”, “Ace wo Nerae!” o “Juuichi Nin Iru”.

El imperio del merchandising
El éxito del manga en los 70, trae consigo la aparición de productos derivados de las series.
Si el primero fue la animación, a ello habría que sumarle cromos, pins, libretas, ropa… incluso vajillas. La industria amplia su campo de acción con beneficios cada vez mayores.

Los cantantes mangakas
Los estudios de animación, buscando la superación, contratan a cantantes famosos para la banda sonora de las series; surge un nuevo estilo musical, el pop-animé (también denominado J-Pop), todavía vigente y con gran número de seguidores en todo el mundo.

Década de los 80
En esta década el animé está totalmente consolidado, de hecho en el mismo Japón se emitían un centenar de series por televisión.
Con la aparición del reproductor de vídeo nace el OVA (Original Vídeo Animation): series de animé o capítulos especiales de alguna serie creados exclusivamente para su visionado en vídeo, no pudiendo ser emitidos por televisión. Normalmente estos OVA son de calidad superior a la versión televisiva de la serie.

Los 90 traen consigo un gran avance en la animación. Se aplican nuevas técnicas para satisfacer a un público fiel y cada vez más exigente.

Década de los 90: Nuevas Tecnologías
En un avance imparable, los artistas manga comienzan a buscar nuevas fórmulas para viejos temas, nuevos medios de expresión, y ¿cómo no? con la llegada del s.XXI, nuevas plataformas de difusión (nuevos campos por conquistar): internet y teléfonos móviles.
Los videojuegos sirven de inspiración a los mangakas e influyen en su estilo los programas 3D. Las nuevas técnicas confieren mayor calidad, especialmente en el campo del animé, donde se consiguen increíbles efectos con personajes y movimientos más realistas. Cada vez más, las animaciones consiguen una calidad cinematográfica.

Influencias sobre artistas
Los autores occidentales acercan más su estilo al manga en detrimento del clásico estilo norteamericano o franco-belga. Utilizan típicos recursos manga como las “splash-pages” (dibujos de cuerpo entero de los personajes recortados sobre las viñetas), los puntos de vista inhabituales (perspectivas marcadas), la cinética, el diseño de página, los rasgos manga…

La Nouvelle Manga y Amerimanga
Surgen los movimientos “La Nouvelle Manga” y “Amerimanga“, el primero iniciado por Frédèric Boilet, combina la sofisticación madura del manga con el estilo artístico de las historietas franco-belgas. El segundo, Amerimanga, denomina al manga creado en Norteamérica, con la particularidad de que se crea a color y no en el clásico blanco y negro del manga japonés.

Al alcance de todos…
Las publicaciones manga están más al alcance del público occidental, siendo habituales en librerías e incluso kioskos. Se van dejando de lado muchos de los prejuicios existentes (se acusaba al manga, especialmente, de fomentar la violencia y el sexo, por no entender la diferenciación de edades que realiza el manga en sus diversos géneros)… Con esta mayor cercanía del manga se decide reeditar muchas obras tempranas o minoritarias.

Comiket
Surgen las ferias del manga o convenciones, no sólo en Japón, sino por todo el mundo. La más popular es la conocida Comiket, que se celebra dos veces al año en Tokio, y se ha convertido en un fenómeno de masas. La Comiket tiene su propio reglamento en cuanto a comportamiento de los visitantes, llegando incluso estas normas a la forma de vestir (Yo ya me traume...). Se celebra en los enormes pabellones del centro de convenciones del Tokyo Big Sight y está organizada con la típica eficiencia del país del sol naciente.

Cosplay
En este tipo de eventos es típico el Cosplay. Consiste en disfrazarse de personajes del mundo manga, animé o videojuegos. Los disfraces suelen ser muy elaborados y realizados en casa; algunos de los disfrazados llegan a preparar, incluso, coreografías.
El Cosplay se ha convertido en un pasatiempo popular en Japón y exportado con éxito a otros países, realizándose concursos específicos a nivel local, nacional o internacional.
El avance del manga sigue imparable y uno no deja de preguntarse que nuevas sorpresas nos deparará este mundo…

Este Tema fue puesto por Hikaru en su Blog History of the other Side y lo comparte con nosotros, en lo personal me pareció muy interesante y bien realizado.
Gracias Hikaru.

1 comentario:

Me interesa tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...