12 de marzo de 2013

Mi lectura - Dentro y Fuera de la Cama

Ayer termine de leer La Llama de la Pasión de Christina Dodd el último libro de la serie La Llamada de la Oscuridad y la verdad es que me gusto pero no era lo que esperaba, me fascino en el sentido de como acaba la historia de la maldición de los Wilder y las profecías y todo eso, en si la historia argumental  pero no me gusto mucho en el aspecto del romance, ni Firebird ni Douglas me cautivaron incluso me llego a caer mal Douglas y me pareció que a la autora le falto algo con esta pareja. Ya después en una reseña les cuento más sobre este libro. Y como ya no había más libros de la serie para seguir, me vi una vez más en el dilema de que leer, tengo tantos pendiente que no sabia por cual seguir, pero quería algo distinto, un libro único, así que revise los que tengo que sean así y por eso me decidí por...

Dentro y Fuera de la Cama de Megan Hart, una autora totalmente desconocida para mi de la que nunca he leído nada, pero que este libro me lo habían recomendado mucho y termine poniéndolo en mis listas de deseo, una amiga me lo dio en navidad, así que dije, quizá me sorprenda como me ha pasado con otros que ella misma me ha recomendado y así inicie su lectura, el libro rápidamente me atrapó y comencé a devorarlo con gran satisfacción, la verdad es que no esperaba una historia tan bien hecha, apenas llevo un tercio del libro pero ya estoy más que intrigada y muero por saber que viene a continuación, es seguro que lo acabo pronto, pues me tienen en un suspenso Elle y Dan.
Sinopsis: Lo conocí en una confitería. Él se volvió y me sonrió, y yo me sorprendí tanto que le devolví la sonrisa. No era una tienda para niños, sino la clase de establecimiento donde una va a comprar trufas caras de importación para la mujer del jefe porque se siente culpable después de haberse dado un revolcón con él durante una conferencia en Milwaukee... Hipotéticamente hablando, claro.
Han flirteado conmigo un montón de veces, sobre todo tipos carentes de sutileza que creían que lo que tenían entre las piernas compensaba lo que les faltaba entre las orejas. A pesar de todo, a veces me iba a casa con alguno de ellos, porque me gustaba desear y ser deseada, aunque en gran parte fuera una mentira.
El problema con el deseo radica en que es como verter agua en un vaso lleno de piedras. Se llena enseguida, y no queda espacio para nada más. No voy a disculparme por ser quien soy, ni por lo que he hecho dentro y fuera de la cama. Tengo mi trabajo, mi casa y mi vida, y durante mucho tiempo no he necesitado nada más...

1 comentario:

Me interesa tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...