26 de abril de 2019

Un recorrido por Japón


Previamente les comparti lo que fue mi experiencia por Japón, hoy les quiero compartir otra faceta, no comenzaré por la parte de cuando el viaje paso de ser un sueño a una realidad, porque seria ir muy atrás jajaja, tampoco les contare mis peripecias en lo que fue viajar en avión y enfrentar un miedo más y sobreponerme a él, ni lo mucho que lo sufrí pero a la vez lo disfrute, sip fue una experiencia muy extraña porque estaba llena de la anticipación por llegar a destino por lo que vendría pero aterrada de ir en un armatoste de metal a muchos pies de altura y que se mueve cada que los vientos se ponen fuertecitos jajaja, solo diré que no dormí mucho, que fue toda una experiencia, que vi pelis repetidas pero también un par nuevas y que pude leer un buen rato en el avión con lo que pude hacer Check it en mi lista de los lugares donde deseo leer antes de morir.

Más bien me voy a enfocar a mi recorrido por ese país del que estoy perdidamente enamorada, comenzaré con mi llegada a Japón, la emoción que sentí al pisar suelo japones, de verme rodeada por caras desconocidas pero a la vez muy familiares, de escuchar un idioma tan amado como extraño pero sentirlo conocido, habitual, asiduo, haciéndome sentir extraña pero en confianza, con una familiaridad que los años de ver animes y doramas, estudiar japones y ser fan de ese lugar me dieron.

Llegue como todos directo al aeropuerto de Narita, de ahí fue organizarnos (mis compañeros de viajes y yo) para tomar el tren que nos llevase a Tokio, iniciar los tramites de la estadía y demás, por fin tras una hora y cacho llegamos a la tokio station que emoción ahora con maletas y todo y ya rodeados 100% de japoneses llego la hora de subirnos (en hora pico) al metro para dirigirnos al departamento en el que nos quedaríamos y para mi enorme fortuna el departamento estaba a cuatro cuadras de las estación de Hachiko, el hermoso perrito tan famoso de japón por su lealtad e incondicional y que posee una estatua de este chiquitin que es un punto de reunión clásico de japón y fui feliz de que en mi primer día ya estaba viendo uno de los lugares que más deseaba ver.

Como son muchos días los que estuve en japón no les voy a poner lo que hice cada día pero si un general de lo más destacado.
A la mañana siguiente tras sentirme cual nativa por salir de un conjunto habitacional muy chick en Tokio jajaja nos dirigimos al primer templo que vería uno dentro de tokio muy lindo y a un parque que ya tenía sakuras florenciendo, luego fuimos a recorrer las calles de Shibuya y Harayuku que son de los lugares más emblemáticos de japón, ahí tuve una de las experiencias más especiales de mi viaje que ya les conté antes, la del Host Club jajajaja. En ambos lugares terminamos comprando cosilla y nos divertimos bastante, nos toco uno de los días más ajetreados de Harayuku donde apenas si podías caminar y luego nos enteramos que había tanto joven y demás porque ya estaban de vacaciones.

Los siguientes días fue pasear por Tokio otro poco, fuimos al Mori Bilding Digital Arts a un expo de luces hermosisima en Odaiba y a ver al Gundam Unicornio, un mecha gigantesco real, y yo mega enamorada jajajaja, fuimos a Ropongi y ahí hay mucho edificio super moderno, además de pasear fue comprar y comprar jajajaja, después fue movernos hacia el monte fuji, en Fugiyoshida un pueblo a las faldas del monte hacia bastante frío y teníamos una vista fenomenal desde el departamento del monte, conocimos al dueño del depa, Kenichi y su esposa y nos invitaron a cenar a su restaurante de comida italiana y nos la pasamos muy bien, al otro día fuimos a ver el monte, y luego pasear por el pueblo, el sr. Kenichi nos recomendo algunos lugares al rededor de los lagos y nos dimos un vuelta por ellos, lugares muy sencillos pero super lindos. Después Kenichi y su esposa nos llevaron a Mishima donde tomariamos el tren para irnos hacia Kioto y solo pudimos darnos una vuelta muy chiquita por el lugar.

Para llegar a Kioto fue usar el tren bala y la verdad es que fue una super experiencia el viajar en este tren tan fabuloso que al inicio me dio miedito cuando vi lo rápido que va, pero que una vez dentro ni se siente, incluso se mueve mucho menos que el metro jajajaja. Por fin llegamos a Kioto y ahí fue donde termine de enamorarme de japón, la ciudad que más me gusto, quede fascinada con ella, con sus calles, sus espacios, los parques, los templos que visitamos fueron hermosos, aunque el frío fue intenso, hubo días que estábamos a cero grados, visitamos además el castillo imperial que cuenta con unos jardines maravillosos, un castillo shogun que me hizo sentir en un manga de época porque no cabe duda que en estos mangas son muy gráficos y fieles a como eran esos lugares. Ahí en Kioto nos quedamos en un depa mucho más tradicional, donde los papas de la dueña vivían en el depa de abajo y diario nos recibían y despedían con los tradicionales saludos y despedidas de japón, y fueron super amables con nosotros y nos prestaban paraguas los días de lluvia para que nos los llevásemos.

De ahí de kioto nos movimos un día a Nara deteniéndonos en el tan famoso templo de las mil puertas y vaya que me encanto el lugar y sus zorros guardianes, luego nos fuimos al parque de Nara donde conviví con los venados salvajes que están por todas partes del parque, y uno puede alimentarlos y convivir con ellos, aprovechamos para visitar otro templo, este de religión budista, es curioso pero los templos son muy fáciles de reconocer entre los de religión budista y la de los shintoistas, por que los budistas tienen un buda y los otros no jajajaja. Debo decir que me encanto conocer sus rituales de purificación en los templos, yo super metiche preguntaba porque hacían tal o cual cosa, como lavarse las manos con el agua y luego beberla y escupirla, porque lanzar las monedas y tocar la campana, como funcionaba lo de la suerte y así, la verdad es que aprendí mucho de los rituales de los templos y me compre unos amuletos para mi familia y para mi, además saque mi suerte que resulto ni buena ni mala jajajaja. Ya me desvie de tema, bueno uno de los lugares que más me gustaron fue el mirador en el templo de las mil puertas donde tuve un momento mega emotivo y por fin me cayo el veinte de que estaba en japón y hasta las lagrimitas se me salieron. Por la noche regresamos a Kioto.

Al otro día salimos hacia Osaka de ahí de Kioto, ya en osaka fuimos a la noria y me subi, fue una experiencia aterradora porque le temo a las alturas y estaba muy alto pero además los fuertes vientos movían mucho la cabina y me daban los nervios, también fui al famoso acuario de osaka y feliz de la vida como niña chiquita, me encanto, tenia un estanque gigante central con el que van bajando de nivel rodeándolo y llegando más profundo más peces de oscuridad vez y así, tenían una exposición de medusas y quede fascinada con las muchas variedades que tenía que en mi vida había visto, luego recorrimos el castillo de osaka y visitamos dotonbori un barrio muy colorido y divertido. Por la noche volvimos a Kioto.

Continuamos varios días de paseo por kioto visitando el bosque de bamboos, los jardines de musgo, el castillo dorado, una belleza un lugar magistral, y viví una experiencia hermosisima pues los convencí de ir a un café de perritos, donde puedes ir a convivir con perritos y nos divertimos mucho con los cachorros de chiba, fui al museo del manga, también visitando los barrios de kioto por la noche, como Gion conocido como el barrio de las Geishas y donde tuve la fortuna de ver un par de ellas, además de pasear por los canales donde los árboles de sakura estaban en flor y les tome muchísimas fotos, fuimos a algunos bares y la pasamos muy bien y además por supuesto mucho shoping jajajaja. Despues volvimos a tomar el tren bala para regresar a Tokio.

Una vez de vuelta en Tokio fue visitar el barrio de Ginza donde visitamos el teatro kabuki, además fui a Akihabara donde fue visitar muchísimas tiendas de manga, anime y todo eso, fascinada de todo lo que veía, fuimos al palacio imperial, la torre de tokio donde enfrente otro de mis miedos y subí al mirador jejejeje y fue hermosos ver tokio de noche desde las alturas, fuimos al parque de Ueno a ver los cerezos en flor, debo decir que durante todo el viaje disfrutamos de la floración de estos árboles de sakura que fue la razón de escoger esas fechas para el viaje y realmente es una vista maravillosa verlos florecidos, por todos lados en kioto y tokio los vimos floreciendo y es otra de las cosas que me encantaron de japón. También entramos al zoológico porque queríamos ver a los pandas, aunque fue un poco decepcionante porque los pandas estaban dormidos, pero aun así disfrutamos el resto del zoo, fuimos a la Sky view también y al mercado de pescado no podía quedarme con las ganas de conocer este lugar, además conocí muchos restaurantes y bares.

Tras todo eso mi aventura por Japón termino y la verdad es que me divertí mucho, lo disfrute como enana pese al clima bipolar que nos toco ya que hacia frió, llovía, salia el sol y volvía a llover y volvía a salir el sol jajaja, ame ver los sakuras floreciendo y tome miles de fotos jajajaja, compre mil cosillas entre ropa y recuerdos además de muchos detallitos para familiares, amigos.

Esto ha sido un verdadero sueño hecho realidad, me llevo muchos años pero lo conseguí.

Al volver me hicieron dos preguntas básicas, uno, fue lo que esperabas? y dos, volverías a allá? mi respuesta sin duda fue si, fue lo que esperaba y mucho más y dos si, volvería sin dudarlo y por eso he decidido convertir en una meta más el regresar a japón el volver a ver ese país con mis propios ojos una vez más antes de morir. No sé cuando será, ni cuanto me tomará pero se que volveré.

Con este post cierro mi aventura por el país nipon y pronto comenzaré con las cosas del blog nuevamente.
No olvides ver...

2 comentarios:

  1. ¡Hola Tetsu!
    Me encantó la entrada, algún día quiero viajar a Japón, como amante de su cultura creo que sería un viaje maravilloso.
    Y me ha encantado todo lo que cuentas y las fotografías.
    Muchas gracias por compartirlo en el blog, y estoy muy contenta de que hayas podido realizar este viaje maravilloso.
    También espero que puedas seguir viajando a dónde desees.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  2. Que padre!!!
    Yo también tengo el sueño de ir a Japón, esta en mi lista de los 3 países que más quiero visitar, ojalá vuelvas a ir (y yo también lo consiga :v).
    Gracias por compartirnos tu experiencia y hacer que quiera con más ganar ir.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinion