21 de septiembre de 2017

Vaya sacudida

Fue un duro temblor el que vivimos el pasado martes 19 de septiembre, acababa de terminar mi post del día cuando inicio el temblor, afortunadamente mi familia y una servidora estamos bien y no nos paso nada, pero si ha estado complicado los últimos dos días para varios vecinos y amigos y he estado ayudando, entre eso y que me quede sin luz todo el martes y una cacho del miércoles pues ni me pude reportar por aquí.

Los temblores son cosas normales de la naturaleza y antes esas cosas no podemos hacer mucho, cuando terminan es superar el nervio y miedo y ayudar en lo que se pueda, y tratar de continuar con la vida cotidiana lo más rápido posible para superar las cosas, al menos eso es lo que a mi siempre me ha ayudado, y miren que me han tocado terremotos pasados, huracanes de fuerte categoría y demás y siempre me han ayudado dos cosas, esto de retomar la cotidianidad lo más rápido posible y leer, sip, leer, es lo que más rápido me relaja y me hace pensar en otras cosas que no sean las tragedias sufridas.

Bueno mañana retomo la cotidianidad en el blog y por ahora ya la tengo en lo demás de mi vida, la rutina de pasear perritas, hacer mis actividades e incluso las básicas como comer, bañarse, etc.
Siempre hemos sido un pueblo unido y eso es algo que sé nos ayudará a salir adelante siempre, por eso si alguien necesita algo y puedo echarle la mano no dude en pedirlo. Espero en verdad que todos los blogeros mexicanos se encuentren bien, en especial los que han padecido los últimos dos terremotos que hemos tenido por acá y espero se puedan ir poniendo en contacto conforme retomen sus vidas virtuales de blogueros para saber que están bien.

Un cariñoso abrazo a todos.

2 comentarios:

  1. Hola Tetsu
    Qué lamentable que hubieras tenido que sentir el teblor.

    Yo también soy de México, pero por donde yo vivo no se sintió ningún temblor (ni el de Oaxaca, ni el del 19), aún así también es una zona sísmica, donde tembló durante la primera semana de septiembre, pero no fue nada grave.

    El enterarme sobre los dos sismos fue un golpe al corazón, sentí un nudo en la garganta, pero como tú dices, México es un país unido en este tipo de situaciones, ojalá que estos sismos nos sirvan como ejemplo que debemos respetar las normas de seguridad al momento de construir edificiones para reducir el impacto de los fenómenos naturales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, estuve preocupada por ti, pero luego te vi postear y ya no me moleste ni en preguntarte. Me alegro de que todo esté bien, y como dices, son cosas inevitables, lo único que se puede hacer es intentar seguir adelante.

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...