26 de agosto de 2012

Mi experiencia en la lectura digital

Fui invitada por Lilith de Recuerdos e Ilusiones, para participar con un articulo para la revista literaria Online Libros sin Tinta, ya que ella participa con dicha revista, y podía hacer un articulo de lo que yo quisiera, es así que con un poco de inspiración contribuí con mi experiencia personal en el tema de los lectores digitales y me gustaría además compartirselos a todos ustedes.

"Pensando de que les hablaría, pues hay infinidad de temas de los que los lectores podemos hablar, tras pensarlo se me ocurrió que sería bueno que les platicara de mi experiencia personal con los lectores digitales.

Durante los últimos años, estos aparatos y dispositivos electrónicos que suelen llamarse gadgets, han aparecido por todos lados y sirven para muchas cosas, en este caso en particular me refiero a los lectores digitales, pese a que en muchos otros lados se les usa bastante, me he dado cuenta que aquí en México no son muy usados e incluso no se les busca, ¿la razón?, bueno, hay muchas razones para que esto suceda; la primera es la ignorancia, hay una verdadera falta de información sobre lo que un lector digital es y lo que hace, otra razón es el costo de dichos aparatos que la verdad son elevados, otra es (quizá la mayor de todas), la renuencia de cambiar la forma en que leemos, la mayoría gusta de leer un libro de forma física, olerlo, sostenerlo, etc. (yo me incluyo sin duda), estos lectores no desean cambiar su tipo de lectura, en parte por que no les interesa y en parte porque no conocen otra forma, o por que han leído ebooks en computadoras y no les ha gustado, pero leer en la computadora no es ni de lejos igual a leer en un lector digital.

Pero no se puede criticar, ni comentar si no se ha probado otra opción, y yo soy la prueba de ello, hace unos años me negaba rotundamente a leer en un lector electrónico, creía que no sería lo mismo, que me molestaría la vista, que extrañaría el libro físico, que sería incluso raro leer en un aparatito, incluso no poseía mucha información de lo que un lector electrónico era así que no confiaba mucho en él, entonces llego mi esposo con un regalo navideño, en el interior venía el que sería mi primer dispositivo electrónico de lectura, un Kindle de Amazon, primero no supe que pensar, como siempre agradecí el regalo pero no sabia si me gustaría leer en ese aparatito, venia con un par de libros ya cargados y ante la insistencia de mi esposo lo probé... así inicio todo, le di una oportunidad y termine disfrutando de leer en él, su pantalla para nada era molesta ya que no es luminosa, simula muy bien el color del papel, la letra es legible con facilidad y uno puede escoger el tamaño de la misma, el aparato en si no pesaba mucho es casi el peso igual que un libro de tamaño pequeño o de bolsillo y es fácil de maniobrarlo.

Comencé a leer con mayor regularidad en mi Kindle (mientras seguía leyendo libros físicos) y cada vez le descubría nuevas ventajas, entre ellas; que los libros que suelen ser pesados y enormes (esos que sobrepasan las 800 paginas y son muy gordos) se leen más fácil en el lector electrónico, no pesan y no cansa sostenerlo como lo haría el físico, además gracias a que los libros en ebook (que es como se llaman los libros que se leen en estos dispositivos) se encuentran en muchas tiendas, no me veía limitada a solo poder comprar lo que las editoriales Mexicanas querían traer por acá, sino que ahora podía leer infinidad de libros que estaban a mi disposición, si bien en algunos casos los costos de los ebooks son elevados, la verdad es que para los ebooks que no son novedades se encuentran en precios bastantes accesibles, además me hice asidua a varias paginas que venden ebooks que suelen poner ofertas o promociones y salen más baratos así estos libros (es cosa de aprender a aprovechar las ofertas). Otra de las ventajas que tiene es que puedo almacenar infinidad de libros en él, a la fecha tengo cerca de 200 ebooks en él y aún no llevo ni el 10% de su capacidad del dispositivo.

Mis dos Kindles hasta ahora
Leer con mi Kindle no sustituyo para nada el que lea libros físicos, los cuales aún consumo y disfruto enormemente, y al menos yo solo le he encontrado ventajas a leer con este aparato; hay mayor cantidad de ebooks de entre los que puedo elegir para leer, con ello he conocido a muchos autores magníficos que de otra forma no hubiera podido conocer porque aún no traen sus libros acá, lo mismo con historias fabulosas que me han encantado, puedo trasladar mi Kindle por todos lados sin que se note, y ahora que tengo mi segundo lector electrónico, un Kindle más reciente que pesa menos y es más pequeño en tamaño más no en pantalla, estoy todavía más feliz, pues ahora puedo disfrutar lo mejor de ambos tipos de lecturas, tanto los físicos como los electrónicos. Yo en lo personal, cuando me topo con que puedo comprar físico alguno de los libros que ya he adquirido en ebook y que me gusto mucho me lo compro para que forme parte de mis libros físicos favoritos.

Así que como conclusión solo me gustaría comentar que no se cierren y le den una oportunidad a la lectura electrónica, en un principio es una inversión elevada, pero si lo comparan a la cantidad de dinero que se gasta en los libros físicos, no es tan malo invertir en un dispositivo electrónico de lectura que les abrirá las fronteras y podrán tener acceso a mayor numero de libros en muy buenos precios.
Los lectores digitales en mi opinión no sustituirán nunca a los libros físicos, pero si creo que podemos compaginar ambas lecturas muy bien y así tener lo mejor de ambas, al final los beneficiarios seremos nosotros los lectores."

Esta fue mi contribución, espero ustedes también le den una oportunidad a los lectores digitales, si les interesa ver el articulo en la revista, aquí les dejo la liga, para que también puedan conocer dicha revista.
 

5 comentarios:

  1. A mí me sucedió algo bastante parecido. El libro electrónico no me acababa de convencer, hasta que lo probé y lo estoy disfrutando muchísimo. Mi hermana aún está convencida de que la pantalla le hace doler la cabeza y la marea... pero me temo que son más manías propias que otra cosa, porque yo me puedo pasar horas leyendo y no me pasa nada.
    Me encanta que menciones en el artículo una de las mayores ventajas que tiene: la diversidad de títulos que se pueden conseguir al no vernos limitados con los lanzamientos editoriales de nuestro país y la oportunidad de conocer así nuevos autores. Si uno está dispuesto a arriesgarse a nuevas aventuras, hay montones de libros desconocidos por las masas y a un precio más que asequible.
    Eso sí, los libros físicos no han quedado olvidados y hago lo mismo que tú: si un libro me gusta mucho, no dudo en comprármelo en papel si tengo la oportunidad. O si es de uno de mis autores favoritos o un clásico de los que no pueden faltar en la colección personal...
    Gracias por compartir el artículo :)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, es cierto que hay muchas personas que le ponen los mil y un peros a los Readers, sin embargo, yo los veo muy convenientes porque, tal como lo has expresado puedes tener acceso a libros que ni de chiste veremos sus luces en algunos países; sin embargo, un pero que yo sí les pongo es que comprar los ebooks es para los que cuentan con tarjeta de crédito en su mayoría, hay algunas páginas que dan la opción de depósito bancario u otra manera de pago pero son raras. Aún así, yo no estoy peleada con los readers.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón Betta, esa si es una desventaja que no mencione, quizá porque en lo personal no me afecta pues cuanto con tarjeta, pero si entiendo que para los que no pueden usar o no tiene una tarjeta de crédito si es un poco complicado eso de comprar, pero siempre hay opciones, pedirle a alguien que cuente con tarjeta te los compre y tu se los pagas en efectivo, hacer algún convenio con tus papas, etc.

    Es quizá su mayor desventaja muy cierto, de ahí en fuera no le encuentro ningún otra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. QUE BUENO !!
    La verdad que yo por ahora leo en mi PC pero ya hace tiempo que vengo con la idea de tener uno, lo que tiene es que es caro pero siempre hay opciones de comprarlo, si todo me sale bien quizás para fin de año tenga uno, obviamente nunca voy a dejar los físicos pero el tener otras opciones siempre es bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantaria un e-reader, podría acceder a tantos titulos... además, teniendo en cuenta toda la vida que me queda, y todos los libros fisicos que intento acumular, al final no tendré donde ponerlos todos xD Un e-reader podría ayudarme a guardar libros en inglés que quiero leer, o titulos que aún no llegan o no llegarán por estos lares. De todas formas, es importante encontrar un balance, que permita también seguir comprando los libros en fisico que tanto nos gustan :) Saludos!

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...