26 de febrero de 2013

Consejos para Publicar un libro de JR Ward

Hace poco leí el libro de La Guía Secreta de la Hermandad de la Daga Negra de JR Ward, donde la autora nos comparte más sobre el mundo de La Hermandad de la Daga Negra, entre  otras cosas nos comparte sus reglas de escritura que ya les compartí yo en otro post (si desean leerlo entren aquí), pero también da una serie de consejos para los escritores que desean publicar un libro con alguna editorial y me pareció interesante y por eso también decidí compartirselos.

Me gustaría anotar – y esto es importante- que estos consejos son para gente que esta tratando de que le publiquen sus textos. Uno NO tiene que escribir con el único propósito de que lo publiquen. Durante años escribí sólo para mí misma y vivía feliz haciéndolo. Publicar libros es un negocio en el que es difícil entrar y mucho más sobrevivir.
Lo que sigue a continuación es para gente que está haciendo algo específico, y hay que decir que un libro publicado es un objetivo muy específico y NO EL PROPÓSITO SUPREMO. Tener un libro en las estanterías de una librería sólo es un camino que algunas personas deciden explorar, pero no es el único.

1. Termina un libro. Aunque no te guste, o pienses que no es suficiente bueno, asegúrate de llevar hasta el final alguno de tus proyectos. La disciplina es un elemento esencial en la publicación e independientemente de lo atractivas que puedan parecer las otras ideas que tienes en la mente, llega hasta la última página al menos uno de tus textos en proceso. Si descubres que te estás distrayendo por el entusiasmo que te despiertan nuevos personajes o conceptos, escribelos en un cuaderno o en un documento de word y guárdalos para después. Pero obligate a terminar lo que comenzaste. Escribir puede ser un proceso largo. Puede ser a penas una serie de pasos diminutos y graduales que amenazan con volverte loca. Pero eso sólo es parte del proceso.

2. Busca otros escritores. Me uní al grupo llamado Romance Writers of America (www.rwanational.org) después de terminar mi primer proyecto comercializable, y he conocido a todos mis amigos escritores a través de este grupo. Hay reuniones de grupos locales en todas partes del país, cadenas en las cuales puedes participar, concursos en los cuales puedes inscribir tus textos, convenciones regionales, y una revista mensual con cantidad de información. Adicionalmente, cada año hay una gran convención nacional, que es genial para establecer contactos con otros escritores y ofrece oportunidades de hablar con editores y agentes, además de clases impartidas por expertos. También tiene increíbles recursos en su página web acerca del oficio y el negocio de escribir. Si quieres que te publiquen tus textos hay organizaciones sin ánimos de lucro que estimulan las redes referidas a un contenido específico (como romance, misterio, terror, ciencia ficción, etc.).

3. No escribas para el Mercado, pero trata de ser estratégico. Hablando de los subgéneros (como paranormal, de suspenso romántico o romances histórico), si hay algo que los editores están comprando, nunca hace daño intentarlo, si lo que está vendiendo es algo que tú legítimamente sientes que puedes escribir. De la misma manera, si hay algo que quieres escribir pero no se vende muy bien y tu meta es que un editor te escoja, tal vez puedas considerar explorar algunas de tus otras ideas y ver si se encuentran dentro de un subgénero que se esté moviendo un poco más. Sin embargo, una vez dicho esto, si escribes sobre lo que te apasiona, transmitirás tu entusiasmo en cada página, y eso lo agradecerán tus lectores. Además, las cosas cambian. En un año, lo que ahora está de moda puede ser reemplazado por algo totalmente distinto. Guarda los manuscritos que te han rechazado, nunca sabes cuándo vas a poder presentárselos de nuevo a otros editores o presentarlos de una manera distinta.

4. Escribe tu libro para ti y luego busca quién podría publicarlo. Es una buena idea saber qué está comprando cada editor o editorial, cuando hayas terminado tu proyecto, tiene sentido enviarlo al lugar adecuado. Lo mejor de tener un agente es que sabrá a dónde y con quién enviar tu obra. Si no has encontrado todavía un agente y estás presentando tus proyectos directamente, pregúntales a otros escritores cuyo material sea similar al tuyo con quién están trabajando.

5. Unas palabras sobre las publicaciones electrónicas. Creo que las publicaciones electrónicas pueden ofrecer una oportunidad realmente buena para tener una edición profesional y son un estupendo camino para poner tu nombre en el mercado de manera mucho más rápida que por cualquier otro medio. También pienso que pueden ser muy innovadoras en términos del contenido y un lugar privilegiado para llevar a buen término un proyecto que, de otra forma, podría haberse considerado demasiado subido de tono o demasiado controvertido. Si creo que los escritores deben tener cuidado, acercarse a las compañías que están más establecidas y asesorarse sobre los contratos antes de firmar, sólo es una medida de precaución (y que viene bien en cualquier acuerdo de negocios).

6. Tener un agente es deseable. Por lo que he oído entre los editores que conozco, los montones de manuscritos que reciben las editoriales han crecido de manera exponencial en los últimos años. No estoy segura de la razón, pero éste fenómeno, sumado a la contracción que sufre actualmente el mercado editorial, significa que los editores están cada vez más recargados y son comprensiblemente más precavidos que antes.
Ahí es dónde entran los agentes. Los editores suelen usar a los agentes como un filtro para recibir proyectos y confían en sus recomendaciones a la hora de elegir qué material revisar y, tal vez, comprar. Un buen agente tiene relaciones con los editores de todas las casas editoriales, en todos los niveles y sabe dónde poner cada propuesta. Adicionalmente, pueden responder por tu proyecto con su reputación, lo cual te da todavía más credibilidad.
Un buen agente no tiene que ser tu amigo y no debe serlo. Ellos deben decirte las cosas que no quieres oír y ser honestos sobre el momento en el que te encuentras de tu profesión y cuál es tu futuro. Cada agente es diferente, al igual que cada escritor es diferente. La clave es encontrar una conexión que te funcione, y recuerda es una relación como cualquier otra. Ten una actitud profesional y sincera, y espera recibir lo mismo, y nunca, jamás, la emprendas contra ellos. Si tu agente está haciendo bien su trabajo, vas a oír cosas que no quieres oír o que quisieras que fueran diferentes. La clave es trabajar juntos para resolver los problemas y presentarle tu obra al mayor número de gentes posibles.

7. ¿Cómo encuentro un agente o editor? Consigue la versión más reciente de Writer’s Market, es un gran guía  estupenda para ver qué están buscando los agentes y editores. Las listas aparecen organizadas por agente (o agencias) y también por editores, y suministran nombres, direcciones y explicaciones sobre qué está buscando representar o adquirir qué. Si conoces autores que ya han sido publicados, también ayuda preguntarles y averiguar quién los representa y quién los publica, si les gusta su agente, su editor o editores, y que clase de experiencias han tenido. A veces puedes logran incluso que alguien le pase tus textos a su representante, lo cuál puede ser de gran ayuda, aunque eso es algo que debes esperar a que te ofrezcan y no algo por lo que debas presionar a otro escritor.
Es posible que tengas que hacer varios intentos hasta que un editor decida publicarte, pero es un asusto de persistir y reinventarse hasta que funcione. Y cuando se trata de los agentes, si no puedes encontrar uno que te quiera representar, eso no necesariamente significa que estés perdido,  porque de nuevo, algunos editores no trabajan con agentes.

8. Si presentas tu material en varios sitios, debes decirlo desde el principio. Sin duda, el hecho de enviar el mismo proyecto a un par de agentes distintos o editores, puede reducir significativamente la duración de ese proceso de selección, pero también te puede poner en aprietos si más de uno de los agentes o editores quiere representarte o publicarte. Si decides presentar tu material en varios sitios al mismo tiempo, dilo desde el principio y asegúrate de no enviárselo a agentes o editores que exijan exclusividad.

9. Compórtate con profesionalidad. Y esto se aplica a todo. Asegúrate que los manuscritos que presentes no tengan errores ortográficos y estén debidamente paginados, impresos en una fuente adecuada y con los márgenes estándar (Times New Roman 12 o Courier 10, a doble espacio, con márgenes de 2.5 centímetros por los cuatro lados) y que vayan encuadernados. Cuando tengas entrevistas, compórtate con cortesía y sé conciso. Si vas a una reunión con un editor o un agente en una convención o una feria, vístete de manera apropiada. Llega a tiempo; si le dices a alguien que le vas a entregar algo en determinada fecha, calcula un poco tiempo de extra por si tienes algún inconveniente inesperado y entrega el material el día que te comprometiste a hacerlo. Envía notas de agradecimiento. Habla bien de los demás no seas bocon. Claro, muchas de estas cosas no son nada extraordinario, pero cuentan. Si Dios quiere, vas a desarrollar una carrera en este negocio, así que es deseable que empieces a construirte una buena reputación desde el primer día.

10. No presentes tu material antes de que esté listo. La realidad es que uno sólo tiene una oportunidad en la vida para causar una primera buena impresión, y te sorprendería de ver la clase de errores que se pueden encontrar en una obra cuando uno vuelve a revisar con ojos descansados. Mi regla es obligarme a retener cualquier proyecto en el que estuviera trabajando hasta que pudiera hacer una última lectura de principio a fin. Yo siempre trato de entregar antes de la fecha fijada, pero apurarse puede comprometer la calidad del trabajo. No estoy diciendo que haya que quedarse paralizado analizando miles de detalles, porque cuando revisas el material demasiadas veces puede ser perjudicial por exceso de edición. Pero siempre hay un período de maduración que es importante respetar y con el tiempo irás descubriendo que significa eso para ti.

Estos son su consejos, a mi me han parecido muy interesantes y acertados, en especial para los que buscan publicar con alguna editorial, en el caso del 2do consejo, yo diría que lo apliquen a cada país del que son, pues ella da estos consejos más que nada para escritores que están EU e Inglaterra, pero en cada país hay editoriales y editores, así como agentes solo es cosa de investigarlo.
Aún falta el último consejo pero ese se enfoca a lo que hay después, una vez que te han publicado y se trata de la promoción pero eso se los comparto en otro post.

3 comentarios:

  1. Buenos consejos, ami me gusta siembre llegar al final de un libro/historia/cuento... aunque me tarde mucho siempre lo hago, sino es como... nose, sentir la culpa xDXD
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Me parecen muy interesantes estos tips, pero para cada lugar es distinto.
    Nos vemos!
    PD: Tienes unos premios en mi blog:http://ladoscuradelaluna.blogspot.com/2013/02/premios.html

    ResponderEliminar
  3. Unos consejos muy útiles (aunque vayan muy enfocados para escritores americanos jeje).

    Gracias por el post :)

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...