24 de abril de 2019

Mi experiencia en Japón

No se ni por donde comenzar, hay muchas cosas que me encantaría contarles de lo que fue mi viaje por japón pero siento que algunas cosas son más importantes que otras, que quizá un solo post no sea suficiente, entonces tratare de organizar mis ideas y haré los post que sean necesarios para compartirles lo más posible lo que fue mi sueño hecho realidad.

Iniciare por lo que sentí al estar en japón al pasear por sus calles por sus rincones, contarles lo que fue para mi vivir esta experiencia, lo que fue corroborar que son tal cual sus calles como las había visto en los doramas y animes, con los canales, las jardineras, los parques, los jardines, las maquinas de venta de bebidas y media cosa que imaginen, que en efecto es un país más que limpio, donde la tecnología se fusiona con maestría con lo tradicional, la cultura que poseen que es tan respetuosa, llena de honor y que todos están dispuestos a ayudarte, que son tan amables y fríos como creía.

Sentirme tan segura como en ningún otro lado me he sentido, no se como explicar lo liberador que es no tener que ir todo el tiempo cuidándose la espalda de que te roben o te pase algo. Ver la diferencia de seguridad de allá con la mucha violencia que vivimos por acá fue un verdadero shock, para mi fue increíble ver niños pequeños (de 7 u 8 años incluso de menos) usando solitos el metro moviéndose solos en la calle y transporte publico, así de seguro es allá.
Sentirme encajar en un lugar de forma tan fácil y sencilla fue fabuloso, mis familiares y amigos se sentían perdidos todo el tiempo, confundidos con todo, el idioma, el metro que es un verdadero ente vivo, las direcciones, el que su ingles no funcionase como en la mayor parte de países a los que han ido, donde era yo la que debía explicarles todo, la que se comunicaba con los nativos jajaja, a la que recurrían cuando querían algo y las personas no les entendían, simplemente mientras ellos no querían salir sin mi, yo me sentía como en casa, feliz y llena de emoción. Se bien que si yo no hubiera ido con ellos eventualmente se harían entender o terminarían resolviendo las cosas, pero resulto más cómodo para todos que yo, con mi burdo conocimiento de japones y mi amplia familiaridad a las tradiciones, formas, expresiones y cultura de allá, fuera el contacto con el exterior y adore de cada segundo.

Ame cada lugar que conocí, cada rincón que visite, ame a la gente, ame las cosas que sorprendía a todos, como por ejemplo cuando erramos una dirección en el camión y tras preguntar al chófer y me explicara que debíamos regresar dos estaciones y tomar el camión 45, nos dejo en la siguiente parada y no nos cobro ya que nos habíamos equivocado de camión, todos mis acompañantes se quedaron sorprendidos por esa acción y yo me sentí feliz de ver que en efecto ellos son así, también nos paso que compraron mal los boletos del metro, comprando para una estación equivocada y tras discutir entre todos si debíamos comprar otro boleto termine convenciendoles de preguntar al señor del modulo de información si podíamos cambiar el boleto y su respuesta fue recogerlos boletos equivocados y devolvernos el importe de estos para comprar los correctos, jajaja eso hizo que yo ganara la cena gratis ese día.

Y hablando de comida, debo decir que es en la parte que sufrí un poco porque la mayoría de mis compañeros de viaje sufrieron con la comida, no eran partidarios de comer pescado crudo o no les apetecía probar muchas cosas, así que terminábamos comiendo cosas un poco más comunes como pasta, pizza o cosas así, yo moría por probar todo lo que pudiera de la comida japonesa pero es una de las dos únicas cosas que no pude cumplir de ir allá, aunque no me quede con las ganas de comer varias cosas eso si jajajaja, la otra fue ver la televisión japonesa, sip, aunque no lo crean en ninguno de los departamentos en los que nos quedamos había tele, así que no pude ver los programas de allá, ver el anime allá, hacer zapping en la tv japonesa jajajaja, lastima, pensaba no dormir por ver tv allá pero ya que, todo lo demás compenso la falta de esto.

Otra cosa que me fascino es que la gente es muy amable, todos te dan la bienvenida a las tiendas, restaurantes, el servicio en general es genial, mi hermana y acompañantes terminaron aprendiendo a decir arigatou todo el tiempo jajaja. Incluso la gente común y corriente es maravillosa, entre las personas que te preguntan si necesitas ayuda cuando te ven con cara de confundido en el metro, hasta personas tan geniales como las que nos rentaron sus depas que nos brindaron todo la ayuda posible, uno incluso hasta nos ofreció recogernos y llevarnos a la estación del tren con las maletas y todo cuando dejamos fushima para ir a kioto, y así pude cumplir otro punto de mi lista, subirme a un coche japones en japón y vivir la experiencia de sus calles, adore sus carritos todos pequeños, en general japón es el país de lo pequeño jajajaja. Y luego están los perritos, la gente ama a sus perros y son super sociables y te dejan agarraros y hasta te invitan a tomarles fotos y adore que hay muchos chibas, yo quiero uno...

Los baños son toda una revelación y podría hacer un post completito sobre ellos jajaja, pero no lo haré solo diré que sus wc y sus regaderas son geniales, que me fascino vivir la experiencia de bañarme al estilo japones con mi toallita en la cabeza mientras te relajas en un baño de tina como lo he visto en muchos doramas jajaja, y que todos los lugares públicos cuentan con baños y son tremendamente limpios y modernos.

Un par de cosas no estaban previstas en mi viaje, el clima fue muy duro con nosotros, se suponía que estarían entrando en primavera lo que significaba que aún haría un poco de frió pero leve, tristemente nos toco frío y mucho, ráfagas de viento helado y días en los que estábamos a cero grados, esa fue una excusa perfecta para comprarnos ropa no lo niego, pero hubiera preferido un poco de más calor porque yo no soy una mujer de frío, lo sufrí pero eso no me impidió salir día con día a recorrer Japón, también nos llovió y fue hermoso ver como son reales lo fácil que es tener paraguas en japón, lo barato y común que son los paraguas y lo muy rápido que cambia el clima por allá, estando soleado en un momento y de la nada se nubla y llueve para despejarse a la media hora y que el sol vuelva a salir con singular alegría.
La otra fue que Tokio se esta preparando para las olimpiadas del próximo año con lo que nos toco muchas obras, muchas áreas cerradas por las obras publicas, pero a la vez eso nos dejo ver la genialidad de esa cultura, en las estaciones de metro te marcaban las rutas de conexión o salidas y hacia donde ir si la parte que tu debías usar estaba en obras, si de por si la ciudad ya es bella, estaban arreglando jardineras, y cualquier cosa que consideren debe ser arreglada, me encanto que siempre había alguien cuidando que la gente, los coches o bicicletistas pasen con seguridad la zona en obra.

Tuve tres experiencias que solo los que son amantes de japón como yo entenderán, sobre todo si son de los que ven animes y doramas o leen mangas. La primera fue que me toco presenciar un gokon, esas citas grupales de chicos y chicas, en uno de los restaurants a los que entramos a cenar en los primeros días que estuvimos en tokio nos toco un gokon y fue divertidisimo verlos hacer juegos con los pokis, así como juegos de bebidas y ver como se iban presentando y conociendo entre ellos, fue como ver una escena de anime o dorama en vivo jajajaja; la otra experiencia que viví fue que me invitaron a un host club, sip, mientras caminaba por las calles de shibuya tomando fotos y disfrutando, al voltaer me golpee contra un chico monisimo que no tardo en disculparse por chocarnos y en invitarme al host club de atrás donde trabajaba, jajajaja estuve tentadisima de aceptar la oferta solo por vivir la experiencia, pero al ir acompañada por mis compañeros de viaje y siendo el segundo día de estar en japón se negaron a dejarme sola y tristemente los hombres no pueden entrar al host club así que me tuve que negar pero le agradecí la amabilidad y me dejo una sonrisa en el rostro el que me pasara algo así. La tercera fue un evento especial en la tienda oficial de Prince of Tennis, donde los seiyus estaban firmando autografos y firmaron un par de uniformes, no pude tomar fotos porque cobraban por la foto con los seiyus jejeje y yo ni sabia que sería el evento simplemente me toco en el día que acudi y sali con regalo y un monton de figuras acrilicas de figuras de prince of tennis, este tipo de figuras de adcrilico son las que estan de moda de las cosas de manga y anime actualmente por alla.

Adore que con este viaje supere mil cosas que me dan miedo jajaja, creo que todos saben que le temo a las alturas pero en este viaje decidí no limitarme, enfrentarme a mis miedos como el de volar pero también fue el subirme a la torre de tokio y ver desde su mirador, enfrentarme al miedo de estar tan alto, subirme a la noria también fue un reto, era bastante alta y el viento (que como ya les dije era frió pero además intenso) movía la cabina mucho y créanme me estaba dando el vértigo pero lo enfrente y me sentí orgullosa de mi misma. Como fuimos en época vacacional de japón la verdad es que nos toco mucha gente en las zonas turísticas y yo tiendo a engentarme y a parte de ponerme de malas, me siento incluso enferma con el exceso de gente, es una especie de fobia así que esa también la enfrente, me mentalice a que no me sentiría mal rodeada de mucha gente ni me pondría de malas, y lo logre en parte porque trate de relajarme y en parte porque la misma gente ayudaba a no sentirme agobiada, en general todos son respetuosos y respetan el espacio personal y eso ayudaba muchísimo a no engentarme.

Nos toco un temblor un poco fuerte en Japón, de 5.9 y fue increíble ver como es la gente en esos casos por allá, nada que ver con la forma en que aquí se hacen las cosas y lo más sorprendente fue ver que una vez termina el temblor todos continúan como si nada en su cotidianidad, para algunos de mis acompañantes era la primera vez que sentían un temblor y si se asustaron un poco pero la calma y poca importancia que le dan los japoneses a esto les ayudo a relajarse mucho más rápido demostrando que es la forma en que uno enfrenta algo como se reacciona después también.

Me encanto ver lo mucho que el anime y manga son parte de la vida en general de los japones, los restaurantes, los bancos, la tiendas poseen su mascota de anime o de estilo anime, muñequitas como logos de las tiendas, etc. simplemente es un mundo colorido lleno de belleza. No digo que todo sea color de rosa en japón, se las cosas que no me gustan de ese país como la caza de ballenas y eso, pero no puedo decir que haya tenido una sola mala experiencia en mi viaje, que corrobore las cosas buenas y de lo malo no vi nada, incluso en el acuario al que fui trataban de hacer conciencia de la no caza de ballenas, demostrándome que es un asunto que les preocupa y que no son todos los japones los que cazan sin conciencia.

Tokio es una ciudad muy moderna llena de luz y muchísimo edificio genial, y fue increíble ver esos oasis de vegetación que posee entre la modernidad, sus parques, sus áreas boscosas incluso los templos que tienen y el palacio imperial son tremendamentre tradicionales y no se sienten fuera de lugar ante la tecnología y modernidad de la ciudad, Kioto por el otro lado es una ciudad más tradicional pero cuenta con la modernidad necesaria para hacerla la ciudad perfecta, cuenta con mucha más vegetacion que tokio y yo termine enamorada de esta ciudad, es para mi la ciudad perfecta, bien trasada, mezcla lo tradicional con lo moderno en un equilibrio fanttastico, y esteticamente es hermosa y adore que es mucho más tranquila que tokio y cuenta con todo lo que una ciudad debe tener.

Por ahora corto el rollo creo que ya se hacen una idea de que disfrute muchísimo mi viaje y de lo mucho que termine enamorada de japón. Mas adelante les cuento un poco más de los que visite y vi.

No olvides ver...

5 comentarios:

  1. Que padre!!! a mi me encanta el frío, creo que lo disfrutaría mucho, y envidia que conocieras a los seiyus de El principe del tennis.
    Yo quiero ver las fotos que tomaste, y a donde fuiste (es que me emociona mucho XD), espero que este año vayas a la quedada para que platiquemos y te haga casi casi una entrevista de tu viaje :3
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya mande mi inscripción a la quedada espero ser de las que logren lugar, y si si, iré los dos días y claro que me fascinará volver a verte y a todas y platicar mucho.

      Eliminar
  2. Ojala poder ir a Japón...todo lo que cuentas me fascina y me encanta y estoy deseando vivirlo yo misma (quizas lo del temblor no hace falta). Gracias por compartirlo ^^

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un poquito de fe, esfuerzo y disciplina te prometo que lo logras, ojalá vayas y me cuentes que tal te va.
      Saludos

      Eliminar
  3. Vaya, me ha encantado esta parte de tu crónica, no veas el amor que se lee entre líneas por el lugar...Me alegro de que lo disfrutaras tanto, de verdad, sin duda por lo que cuentas es u lugar increíble. Lo que más interesante me ha parecido de tu entrada es cómo mencionas las diferencias que hay entre tu país y Japón.
    En cuanto a la comida, con lo tiquismiquis que soy hubiera tenido un montón de problemas...En fin, que me ha encantado leerte^^

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinion